Encuentro de padres San Joan de Deu Barcelona 06/12/2014

miércoles, 22 de julio de 2009

Un día en la Masia.




A Nerea le encantan los animalitos en general, (no se ha quien se parece, juasjuas). Le gusta mucho ir a visitar a su primo a la Masia, allí tiene un montón de amiguitos, en especial los conejitos. Allí hay muchísimos pero ella siempre va a la jaula de los pequeños, claro, así los maneja a su antojo. A nosotros nos entusiasma la idea, no solo por lo bien que se lo pasa si no porque realiza una magnífica rehabilitación y lo mejor de todo es que ella no se da ni cuenta de todo el trabajo que realiza. Ya puede el pobre conejo intentar escapar e incluso arañarle con esas uñitas porque Nerea no lo deja escaparse y lo agarra fuertemente con sus dos manitas.



También están los cachorros y aunque pesen más a Nerea le da igual y juega con ellos como si de un bebé se tratara. Hay que decir que Nerea es un amor hasta con el más débil animalito, todos acaban rendiéndose ante tanta dulzura. Un día fabuloso fácil de recordar....




3 comentarios:

La Bruja dijo...

Joooooo, me ha saltado la lagrimilla. Me imaginaba a Nerea persiguiendo a los animalitos y haciéndoles cariñitos... Es verdad que los animales son una estupenda terapia. Hoy Lluna ha estado con conejitos, gallinas, en un estanque con peces... por no contar con el pobre de Max (nuesto pastor belga), el canario y el pez con los que a diario trastea. Siempre he pensado que el amor por los animales nos hace mejores personas. Las fotos son preciosas... Nerea es preciosa. Un abrazo.

judner dijo...

Gracias Bruja!!

Carolina dijo...

Bueno, que esperabas, si en casa siempre nos hemos criado con animales. Nerea es un futuro halcón, como su tía, no lo dudes!